Riesgos en Internet

Los peligros de la Red para los menores de edad


Deja un comentario

Condenado en el Reino Unido un chico que con 18 años sedujo a una de 12 en Facebook y grabó sexting con ella

Un adolescente de 19 años ha sido condenado a dos años de internamiento en un centro juvenil por haberse filmado manteniendo relaciones sexuales con una chica de 12 años que había conocido en Facebook cuando él tenía 18. Tras intercambiar mensajes por medio de esta red social el chico invitó a la niña a visitarlo en su casa en una ausencia de sus padres.

En el encuentro la joven accedió a desnudarse y él la grabó con su teléfono móvil practicando sexo con él. En el juicio quedó demostrado que él conocía la edad de la menor (que por cierto está por debajo de la mínima permitida para estar en Facebook) y que había elementos propios de un proceso de grooming en el modo en que él la sedujo.

La madre de la chica lo descubrió al hallar mensajes sexuales en su teléfono. La policía encontró en el ordenador y el teléfono móvil del chico los mensajes que se habían estado enviando, 168 fotografías enviadas por ella y la filmación de sus relaciones sexuales.

Aunque quedó probado que las relaciones habían sido consentidas, la ley británica considera que no es válido el consentimiento de los menores de 13 años. El juez consideró que los 6 años que separan a los chicos no permiten alegar que tengan edades aproximadas.

Fuente: Midweek Herald 24 vía TelasAmigas.

Anuncios


2 comentarios

¿Tu hija de doce años dice en Internet que tiene quince?

Mentir sobre la edad en las redes sociales implica riesgos para los adolescentes

PantallasAmigas hace un llamamiento para que responsables de redes sociales, familias y educadores tomen conciencia y actúen al respecto. Figurar con una edad superior a la real puede poner en situaciones delicadas tanto a quien lo hace como a terceras personas. La edad de consentimiento sexual y las expectativas de relación por parte de personas mucho mayores son dos puntos críticos.

Las redes sociales online en España son gestionadas por empresas que establecen condiciones de alta, como contar con una edad mínima, a quienes desean utilizarlas. En el caso de Tuenti, la red social preferida por nuestros adolescentes, se exigen los 14 años cumplidos. Facebook modificó en 2010 su edad mínima de 13 a 14 años para los usuarios españoles, tras ser requerido por el director de la Agencia de Protección de Datos. Sin embargo es un hecho constatado y, en buena medida, socialmente admitido, que los adolescentes acceden a las redes sociales con una edad menor. Para hacerlo, a una niña de 12 años le bastará con decir en el formulario de alta de Tuenti que tiene 14.

A la empresa no se le puede exigir responsabilidad legal por ello. No obstante, la compañía es sensible a este problema y dedica un equipo de profesionales a identificar y expulsar de su servicio a las personas que identifican como menores de 14 años. Es un compromiso empresarial tan loable como insuficiente. En efecto, los estudios confirman lo que PantallasAmigas observa a diario en las aulas: se incrementa el número de menores de 14 años que usan Tuenti, cada vez lo hacen a edades más tempranas y, probablemente, durante más tiempo. Datos recientes apuntan a que 1 de cada 5 niños españoles entre 9 y 12 años usa Tuenti: esto quiere decir que dicen tener 14 años o más en su vida digital.

Jorge Flores Sigue al director de PantallasAmigas en Twitter, director de PantallasAmigas, llama la atención ante una situación agravante. «Venimos constatando una realidad no recogida aún en los estudios: cuando un adolescente figura en Tuenti con una edad superior a la suya, rara vez la corrige. Esto es, si con 11 años dijo que tenía 14 para poder entrar en Tuenti, tres años más tarde, cuando cumpla 14, figurará que tiene 17, pero no cambiará su edad a la real aunque ya no le sea necesario mentir para poder estar en la red social».

¿Cuáles son los riesgos?

Jorge Flores señala dos situaciones que pueden ser delicadas a raíz de esto. La primera tiene que ver con la edad de consentimiento sexual, establecida en España en los 13. «Quien en la red social dice tener 14 años está manifestándose con capacidad legal para el consentimiento sexual y esto puede suponer que terceros hagan uso de esa información. De esta suerte, podemos encontrarnos con un adolescente de 16 años realizando solicitudes sexuales a una niña que en realidad tiene 11 años. Con independencia de la culpabilidad o intencionalidad del solicitante y del desenlace concreto, la menor puede sufrir daño».

La segunda situación de riesgo está relacionada con las expectativas en la relación que pueden establecerse frente a edades irreales o el efecto de atracción que éstas puedan tener. «Por ejemplo, una niña que se dio de alta con 11 años diciendo que tenía 14, cuando llega a los 14 figura con 17, y es entonces cuando puede ser pretendida por jóvenes de 18 o 19 años. Son edades delicadas, y aunque cada persona es un caso, grandes diferencias de edad en el seno de parejas no suele ser lo más deseable a estas edades»., afirma el director de PantallasAmigas.

¿Por qué no ponen su verdadera edad al cumplir los 14?

Según Jorge Flores, tres son las posibles razones por las que muchos adolescentes no revisan su edad una vez cumplidos los 14 años requeridos para estar en las comunidades virtuales:

  • piensan que otras personas en la red social pueden sentirse defraudadas por haber sido engañadas respecto a la edad real o bien por ser ésta menor;
  • por descuido o desatención, por un lado, ya que juega un papel importante el no ser conscientes de las implicaciones negativas que puede acarrear mantener esta mentira y, por otro, también sucede que consideran suficiente que sus verdaderos amigos ya conozcan su edad real;
  • porque no tienen claro que la red social les vaya a sancionar al evidenciar que hubo engaño durante uno cierto tiempo.

Así pues, empresas responsables de redes sociales, padres y madres, educadores y organizaciones de protección de los derechos de la infancia tenemos una nueva responsabilidad: trabajar para crear las condiciones para que las personas adolescentes mejoren su vida digital.

¿Qué hacer para corregir esta situación? Responsabilidad social

Desde PantallasAmigas entienden que han de ponerse en marcha tres tipos de actuaciones para disminuir estos retos:

  • las empresas propietarias de las redes sociales podrían hacer saber a sus usuarios mayores de 14 años que no sancionarán a quienes corrijan su edad;
  • padres y madres deben visualizar esta situación de mayor edad declarada para obrar conforme a su criterio en las labores de educación y supervisión;
  • las organizaciones que trabajan en la defensa de los menores y por el uso seguro de la red en la infancia y la adolescencia debemos estimular la reflexión entre los y las adolescentes.

Fuente: PantallasAmigas. Fotografía base de la ilustración: Crirez.

También te puede interesar

twitter facebook Google Google Buzz Netvibes LinkedIn Menéame Latafanera Aupatu Debulla Enchílame Digg it del.icio.us Stumble It! Barrapunto Technorati Fresqui Blinkslist furl ma.gnolia simpy newsvine reddit fark TailRank


Deja un comentario

Javier Urra: “una buena educación minimiza los riesgos en Internet”

En torno a los riesgos de Internet y la manera de legislar en favor de los menores – el PNV propuso la semana pasada subir la edad de consentimiento sexual a los 14 años -, el antiguo defensor del menor, Javier Urra apoya esta medida al tiempo que asura que una buena educación de los padres hacia los hijos minimiza los riesgos en Internet.

El PNV ha presentado una propuesta para que se eleve la edad de consentimiento sexual basándose en uno de sus informes, ¿por qué cree que es necesaria esta medida?

Cuando juré el cargo de Defensor del Menor en Madrid en el año 96, del que ya ha llovido mucho, dije que iba a luchar porque se subiese la edad de consentimiento. Hay que darse cuenta de que es la edad en la que un niño da permiso para tener relaciones con un adulto. Estaba en los 12, hablé con todos los parlamentarios y lo subieron a los 13 pero sigue siendo poco.

¿A qué edad habría que elevarla?

Al menos, hasta los 14 años, porque tampoco se puede subir mucho más. Habrá gente que diga que es necesario elevarla hasta los 18, pero no es así. Si una chica de 15 años tiene relaciones con un chico de 19 tú no puedes mandarlo a la cárcel por abusador. Considero que en eso la sociedad tiene que defender a los niños: no les dejamos conducir, no les dejamos que voten mañana (por hoy)… Teóricamente, no pueden beber hasta los 18, ni trabajar hasta los 16. Sin embargo, sí pueden decidir qué tienen que hacer con un adulto a los 13 años. Debemos pensar que si tú a un niño le ofreces un regalo puedes conseguir muchos favores. Eso hay que perseguirlo.

Se ha tardado mucho en tomar esta medida, extendida en otros países.

Sí, primero porque supone una modificación del Código Penal y, segundo, porque hay quién cree que es quitarle libertad a los jóvenes. El planteamiento para mí es muy distinto: si yo adulto quiero mucho a una chica espero a que tenga una edad lógica para decidir.

¿Los foros de Internet como Tuenti o Facebook pueden ser perjudiciales para los jóvenes?

No creo que el teléfono sea malo, ni que la televisión, internet o las nuevas autopistas de comunicación sean malas. Es verdad que para los padres es un mundo desconocido porque los chicos, desde ese anonimato, se permiten unos temas y expresiones arriesgadas. Sin embargo, lo importante es prevenirles de que en esa situación no está muy claro quién es el otro. Una buena educación minimiza mucho los riesgos.

¿La educación de los niños españoles es la adecuada?

Hay padres que educan muy bien en la sensibilidad y el afecto por lo que tenemos unos jóvenes muy formados. Por otro lado, otros jóvenes son patéticamente acultos y eso es un problema. Nos darán muchos quebraderos de cabeza porque serán los protagonistas de los sucesos.


En el caso de Marta del Castillo se ha jugado con la imagen de los niños.

Me pregunto qué está haciendo la sociedad. Hemos visto que su novia de 13 años lo acusaba de tener relaciones con otras cuatro niñas menores que ella y fotos de Marta enseñando el ombliguito con su ex pareja en una cama. La aparición en la televisión ha supuesto que intervenga la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

Sin embargo, usted acudió a un programa de televisión sobre Marta en el que se expuso públicamente la vida de varios menores…

Sí, se me criticó después en La Noria. Yo fui a ese programa sin saber quién iba y, es verdad, que después me encontré allí con una niña que resultó ser la novia de Miguel, el presunto asesino. Le dije a Nacho Abad: “Ten cuidado con lo que contesta la niña y con lo que le preguntas. Es una menor y, aunque esté su madre, hay que protegerla”. Mi presencia allí no estuvo mal, porque paró una situación que podría haber sido lamentable; además creo que reaccioné bien. Ahora, se puede interpretar desde fuera como un error mío, por lo que no volveré a ir a estos programas.

¿Qué pasará con los asesinos y cómplices de crímenes como éstos?

El 87% de los menores no reincide gracias a las terapias y tratamientos que se hacen y, por qué no decirlo, a veces gracias a una buena novia y un buen trabajo. No podemos sancionar a los niños más que a los adultos, la idea fundamental es la necesidad de prevenir los actos delictivos. En el caso de Miguel, el presunto asesino de Marta, más sanción puede evitar una reincidencia pero no la muerte de la adolescente.

Fuente: xornal.com